martes, 12 de diciembre de 2017

Leones vs. hienas

Los leones son los únicos felinos que viven en manada. Las unidades familiares pueden incluir hasta tres machos, una docena de hembras y sus crías. Todas las leonas de una manada están emparentadas y usualmente las pequeñas hembras en su seno se quedan con el grupo a medida que envejecen. Los varones jóvenes sin embargo tarde o temprano abandonan el grupo o son expulsados y establecen su propia manada. Las leonas son las encargadas de salir a cazar mientras que los machos deben defender el territorio de la manada y a sus hembras. Suelen comer grandes mamíferos como ñus, cebras, búfalos o facóceros entre otros, y pueden llegar a vivir aproximadamente unos 15 años. 
El león blanco no es una subespecie distinta, sino una variedad de color leucística,​ que provoca una coloración de la piel más pálida, parecida a la de los tigres blancos; este fenómeno es el inverso al melanismo, que causa la coloración de las panteras negras. En alguna ocasión se han encontrado ejemplares blancos de león de Transvaal (Panthera leo krugeri) dentro y cerca del Parque nacional Kruger y del adyacente Timbavati Private Game Reserve, en el este de Sudáfrica, pero son más fáciles de encontrar en cautividad, ya que los criadores los seleccionan expresamente. El inusual color crema de su pelaje se debe a un gen recesivo. Supuestamente, se han criado en campamentos de Sudáfrica para utilizarlos como trofeos de cacerías. 
Una abundante y frondosa melena rodea su cara y se extiende por el cuello al león –solo los machos la poseen: este es su rasgo más característico y único.  Habitan en las sabanas africanas y en una zona reducida del noreste de la India, pero son una especie muy vulnerable pues antiguamente habitaban en otras partes del mundo de las que han ido desapareciendo. Los leones protegen su harem de leonas de las hienas. Los leones les gusta matar a las hienas, asesinas de las pequeñas leonas. Actualmente, los leones se encuentran en peligro de extinción. 
Hienas, son mamíferos carnívoros pertenecientes al suborden Feliformia. Es la familia menos numerosa en su orden (formado por 4 especies), y una de las más pequeñas dentro de los mamíferos.​ A pesar de su baja diversidad, las hienas son únicas y constituyen un componente vital para los ecosistemas de África y algunos de Asia.​ 
Aunque filogeneticamente cercanos a félidos y vivérridos, la forma de ser y su morfología son similares a la de los cánidos en muchos aspectos (ver convergencia evolutiva); ambos —hienas y cánidos— no tienen locomoción arbórea (habilidad de trepar árboles), son cazadores corredores que atrapan la presa con sus dientes en vez de sus garras. Los dos se alimentan rápidamente y pueden almacenar comida, tienen grandes pies callosos, embotados, uñas no retráctiles que están hechas para correr y cavar cuevas. De cualquier manera, el aseo de las hienas, aroma de marcado, apareamiento y modo de cría, es consistente con otros feliformes.​ Aunque es comentado que son carroñeros cobardes y practican el cleptoparasitismo, las hienas, especialmente la hiena manchada, ocasionalmente caza por sí misma, y es conocido que espantan a leopardos o leones de sus presas muertas; la mordedura de la hiena es la más fuerte entre los mamíferos. Son primariamente animales nocturnos, pero se aventuran fuera de sus guaridas en las tempranas horas de la mañana. Con excepción de la muy sociable hiena manchada, no son animales gregarios, aunque viven en grupos familiares y se congregan para cazar,​ una característica típica de las hienas son sus aullidos-ladridos generalmente nocturnos que se parecen a los de una risotada macabra humana, con estos gritos mantienen la cohesión de la manada y muy presumiblemente espantan a otros animales competidores en los mismos alimentos. Leones y hienas, son eternos enemigos y rivales, cuyos enfrentamientos, son épicos en la sabana africana. Actualmente, igual que los leones se encuentran en peligro de extinción. 

No hay comentarios: